Síntomas De Embarazo – 16 Signos Tempranos De Embarazo

¿No sería fabuloso si hubiera una forma sencilla y directa de saber si estás embarazada desde el momento en que concibes? En lugar de tener que esperar a que aparezcan algunos de los síntomas del embarazo, ¿no sería maravilloso si brotara una ‘ventanita de resultados’ en tu vientre diciendo ‘¡Sí! ¡Definitivamente estás embarazada!’?

Ciertamente sería mejor que tener que hacer pis sobre una barrita, no hay duda.

Pero para nosotros, simples mortales, aquí está toda la verdad sobre cómo averiguar si estás embarazada, además de 16 signos tempranos de embarazo.

¿Cuánto debo esperar para empezar a sentir síntomas de embarazo?

Los estudios demuestran que un óvulo suele ser fertilizado dentro de las 12 horas posteriores a la ovulación. Después de 24 horas, el óvulo empieza a morir.

Algunas mujeres dicen que ‘simplemente lo supieron’ tan pronto concibieron, como si tuvieran el presentimiento o la intuición de que la concepción sí había ocurrido. Sin embargo, no empezarás a sentir síntomas del embarazo ni podrás detectarlo con un test hasta después de la implantación.

La implantación tiene lugar entre 7 y 10 días después de la ovulación.

El embrión empieza a producir hCG tras la implantación, nunca antes. Por eso no es posible detectar el embarazo antes de ese momento.

Cuanto más esperes para hacer el test tras la ovulación, más preciso será el resultado. Lo ideal sería hacer los tests de embarazo a partir del día en que esperas que te venga el periodo.

A continuación van 16 síntomas de embarazo que puede que sientas o no. Recuerda, cada mujer y cada embarazo es único. No hay necesidad de asustarse si no tienes todos los síntomas de embarazo de la lista.

Síntoma #1: Temperatura corporal basal (TCB) más elevada

Este es bastante específico, y probablemente sólo ayude a los apasionados de la fertilidad que hayan estado midiendo su TCB durante algún tiempo. Si haces una gráfica de tu ciclo y te tomas la temperatura, verás que tu TCB se mantendrá elevada durante la fase lútea. La progesterona hace que tu TCB suba tras la ovulación y que se mantenga elevada si estás embarazada.

Si no estás embarazada, tu TCB bajará y te vendrá el periodo como de costumbre.

Síntoma #2: Falta o no hay periodo

Uno de los primeros síntomas del embarazo que puedes notar es que no te llega el periodo. Aunque este es uno de los síntomas que más comúnmente asociamos con el embarazo, puede haber otras razones por las que no viene el periodo. Por ejemplo, si estas bajo niveles altos de estrés, si has estado viajando, o si has pasado alguna enfermedad o cirugía importante.

Por otro lado, también es posible seguir teniendo el periodo durante el embarazo. Algunas mujeres sangran algunos meses (los días que les hubiera tocado tener el periodo) y un porcentaje pequeño puede sangrar durante todo el embarazo.

Lee nuestro artículo sobre sangrar durante el embarazo para más información.

Síntoma #3: Náuseas matinales

Tan pronto como empieces a sentir este síntoma, te arrepentirás de haber deseado empezar a tener síntomas claros de embarazo.

No dejes que el nombre te engañe – las náuseas matinales pueden presentarse a cualquier hora del día. Definitivamente aparecerán en el momento menos apropiado, o cuando hayas comido algo particularmente desagradable para vomitar (como puré de papas).

Asegúrate de que comes lo suficiente y evita dejar que baje tu nivel de azúcar en sangre. El jengibre y la acupuntura son remedios naturales que ayudan con las náuseas y que vale la pena probar.

Lamentablemente, algunas mujeres notan que nada parece aliviar sus náuseas matinales. La mayoría de las mujeres tienen náuseas matinales durante una gran parte de su primer trimestre antes de sentir mejoría alguna. Si tienes mala suerte, puede que continúen durante el segundo trimestre o incluso durante todo el embarazo.

Síntoma #4: Cambios en los pechos

Desde una etapa muy temprana del embarazo puedes notar cambios en los pechos, incluyendo:

  • Los pezones pueden estar doloridos y sensibles
  • Los pechos pueden doler y/o presentar bultos
  • Los pezones pueden adquirir un tono más oscuro
  • Las venas pueden hacerse más visibles y agrandarse en la zona del pecho
  • Las aureolas (los círculos alrededor del pezón) pueden oscurecerse y agrandarse
  • Los pequeños ‘bultitos’ de las aureolas (los tubérculos de Montgomery) pueden crecer en número y/o tamaño

Síntoma #5: Aumento del moco cervical

Un incremento de la progesterona a menudo trae como resultado un incremento en la producción del moco cervical.

Algunas mujeres pueden notarlo un poco, y otras pueden notarlo mucho más. Si te molesta, usar salvaslips o protectores puede ser de gran ayuda.

Síntoma #6: Cansancio

Si te has dormido leyendo esto, podrías estar embarazada.

Al principio del embarazo tu metabolismo sube bastante la marcha para poder apoyar el desarrollo del bebé y el de tu propio cuerpo. ¡Es una gran carga de trabajo! No sólo eso, pero la hormona progesterona, necesaria en niveles altos durante el embarazo, tiene un efecto sedante. ¡No es de extrañar que te sientas tan cansada! Si necesitas descansar o dormir, no luches contra tu cuerpo – ¡lo necesita!

Lee nuestro artículo sobre el cansancio del embarazo para más información.

Síntoma #7: Micción frecuente

Incluso tan pronto como una semana después de la concepción puedes encontrarte corriendo hacia el baño más a menudo de lo normal, sólo para darte cuenta de que orinas una cantidad muy pequeña. Esto ocurre porque el embrión empieza a segregar la hormona del embarazo, hCG, que indica que se incremente el suministro de sangre en la región pélvica. Como consecuencia, la vejiga se vuelve más irritable y vacía pequeñas cantidades de orina. Puedes notar que por la noche te despiertas para orinar más de lo habitual.

Irónicamente, este síntoma del embarazo vuelve a presentarse en el último trimestre, ya que a tu bebé le gustará saltar sobre tu vejiga muy a menudo.

Síntoma #8: Calambres

Este síntoma de embarazo puede poner nerviosos a esos futuros padres que temen un aborto involuntario. Sin embargo, cuando no estás embarazada tu útero se contrae continuamente. Cuando estás embarazada, el feto crece y empuja contra las paredes del útero, haciendo que éste se contraiga – es algo muy normal.

Si los calambres van acompañados de sangre, visita a tu médico que podrá evaluar la situación para ver si estás teniendo un aborto. Pero no te asustes porque sangrar también es muy común durante el embarazo. Lee nuestro artículo sangrar durante el embarazo para más información.

Una mujer puede tener calambres y sangrado durante el embarazo y seguir adelante con un embarazo saludable.

Síntoma #9: Manchado

De todos los síntomas de embarazo, sangrar y manchar pueden ser los que más asusta tener.

Por suerte, el manchado o sangrado no es nada por lo que preocuparse. Entre 8 y 10 días después de la ovulación – justo antes de cuando normalmente te vendría el periodo – puedes notar manchado ligero causado por la implantación del embrión en el revestimiento uterino. El manchado suele ser de color rosado y no rojo como los periodos normales.

Informa a tu médico de todo sangrado durante el embarazo. Aunque sólo sea para quedarte más tranquila, vale la pena consultarlo.

Síntoma #10: Estreñimiento y gases

Estos síntomas del embarazo no dejan de mejorar, ¿verdad?

El aumento de las hormonas tiene su efecto sobre el intestino, haciendo que éste esté más relajado – ayudando así a hacer más espacio para el bebé a medida que el útero se expande. Como consecuencia puede que tengas estreñimiento. Por suerte hay muchas cosas que puedes hacer para aliviar este síntoma. Mira nuestro artículo sobre el estreñimiento durante el embarazo.

Algunos de los remedios para el estreñimiento de venta libre en farmacias son seguros durante el embarazo – pero consulta al farmacéutico antes de comprarlos. Empieza primero con remedios seguros y naturales, ya que algunos son muy eficaces.

Síntoma #11: El sentido del olfato

Si los malos olores te provocan náuseas, puede que sea un síntoma de embarazo. No te preocupes, tu casa no huele al cubo de basura de la cocina. ¡El embarazo ha agudizado tu sentido del olfato! Olores que nunca antes te habían molestado pueden volverse insoportables, causándote náuseas. Los culpables suelen ser los olores de comida y de cocinar, sin embargo, toda mujer es diferente y le puede parecer desagradable cualquier tipo de olor.

Síntoma #12: Congestión nasal / Resfriados

El feto es muy inteligente, ¡incluso a tan temprana edad! Normalmente, tu cuerpo vería un embarazo como un objeto extraño o desconocido. Pero tu bebé tiene otros planes. Gracias a las hormonas y anticuerpos producidos por el feto, se suprime la función de tu sistema inmunológico para prevenir que éste ataque o rechace al feto. Los anticuerpos también participan en el crecimiento y desarrollo de la placenta. El resultado de estos cambios hormonales en tu sistema inmunológico es que eres más susceptible a padecer resfriados o gripe. La congestión nasal también es muy común en el embarazo debido a los efectos hormonales sobre los conductos nasales.

Síntoma #13: Granos / acné

Puede que aunque no suelas tener granos o acné, sí los tengas durante las etapas tempranas del embarazo. Lo más probable es que se resuelva rápidamente una vez tus niveles hormonales se estabilicen, pero asegúrate de no tocarlos o apretarlos porque pueden dejar cicatrices y/o propagar bacterias. Para más información lee nuestro artículo sobre el acné del embarazo.

Síntoma #14: Antojos / cambios en el sentido del gusto

Los crecientes niveles de hormonas en sangre pueden verse reflejados en tu saliva. Puede que notes un gusto metálico en la boca que altera el sabor de algunos alimentos que normalmente te gustaban, o que la comida te parezca extraña en la boca. Algunas mujeres se niegan a comer carne y algunas sienten arcadas al cepillarse los dientes por la pasta dentífrica.

Puede que hayas oído historias de mujeres con antojos de cosas que ni siquiera son alimentos. Algunos de esos antojos incluyen tierra, arcilla o tiza. Se trata de una condición llamada pica. Si es tu caso, por favor visita a tu naturópata o médico para que mida tus niveles de hierro y cinc, ya que puedes tener deficiencias.

Nadie sabe realmente por qué tienen antojos las mujeres embarazadas. Se cree, basado en evidencias, que el cuerpo pide las vitaminas y minerales que le faltan. Si tienes un antojo, no hay nada malo en rendirse a él. Sin embargo, si se te antojan comidas con un alto contenido de grasa o alimentos con poco valor nutricional, trata de encontrar una alternativa. Si aún no estás tomando multivitaminas para el embarazo de alta calidad, este puede ser un buen momento para empezar. Habla con tu naturópata para encontrar una marca de calidad.

Síntoma #15: Cambios en el color de tu vagina

No es muy probable que este sea el cambio que te haga descubrir que estás embarazada. “Cariño, ven aquí enseguida, ¡mi vagina ha cambiado de color! De hecho, a no ser que pases mucho tiempo mirándote al espejo, lo más probable es que ni siquiera notes este síntoma. Debido al aumento del riego sanguíneo en la región pélvica, puede que notes que tu vagina tiene un tono más morado que de costumbre.

Síntoma #16: Emocional

Está comúnmente aceptado que durante el embarazo llorarás delante de tu jefe, insultarás a tu pareja a diario y donarás tus ahorros de toda la vida a una organización benéfica porque el gatito del anuncio se veía muy triste.

Los niveles hormonales se vuelven locos desde el momento de la concepción. El embarazo es una montaña rusa de hormonas y emociones, por lo que muchas mujeres notan que se vuelven muy emocionales y pierden los papeles alguna que otra vez. Desde el momento en que concibes, tu cuerpo se pone a hacer un trabajo increíble a toda velocidad, creando un ambiente en el que apoyar y proteger al bebé. Y sí, es totalmente razonable llorar cuando veas anuncios de pañales.

Haciendo pruebas de embarazo

Como se decía arriba, es importante intentar esperar hasta la fecha en que te hubiera venido el periodo antes de hacer pruebas, ya que la hormona hCG puede no encontrarse en niveles lo suficientemente altos para ser detectada por un test de embarazo, dando lugar a decepciones. Quizás puedes distraerte esas dos semanas planeando un regalito especial para ti misma al final de cada día ¡por haber aguantado sin hacer el test! También puede que quieras leer nuestro artículo sobre la espera de dos semanas para ponerle un toque de humor.

Tests médicos durante la etapa temprana del embarazo

Cuando tu test de embarazo haya dado positivo, tu médico te hará algunos tests. Éstos pueden incluir:

  • Análisis de orina: tu médico puede pedirte que hagas otro test de embarazo en su propia clínica.
  • Análisis de sangre: el médico puede pedir análisis de todo tipo de cosas tras un test de embarazo positivo. Si quieres saber algo en específico, pregúntale. Un ejemplo es el nivel de hCG – algunos médicos no lo miden, ya que un test de embarazo positivo es prueba que está presente. Si no sabes a qué grupo sanguíneo perteneces, habrá que mirarlo. Si eres Rh negativo (si tienes un grupo sanguíneo negativo) es importante saberlo.

Exámenes internos / pélvicos

Algunos médicos pueden hacer un examen interno para confirmar tu embarazo. Las matronas no suelen hacerlos, ya que no les parecen esenciales para confirmar el embarazo y no consiguen nada.

Un examen interno puede ser ‘práctica estándar’ en la primera cita prenatal con un obstetra. Sin embargo no es algo esencial ni médicamente necesario, ya que el test de embarazo es muy preciso.

Los exámenes vaginales aumentan el riesgo de infecciones al introducir un objeto extraño al lado de tu cérvix. Puedes negarte a que te realicen un examen interno — un simple ‘no gracias’ bastará. Si eliges que se te realice un examen vaginal puedes sentir alguna molestia pero no debería ser doloroso. Para más información, descubre las 7 cosas que debes saber sobre los exámenes vaginales.

¡Seamos amigos! Únete a BellyBelly en Facebook para recibir toda la mejor y más reciente información sobre el embarazo, el nacimiento y la crianza de los hijos.

 

 
Last Updated: March 3, 2016

CONTRIBUTOR

Kelly Winder is the creator of BellyBelly.com.au, a writer, doula (trained in 2005), and a mother of three awesome children. She's passionate about informing and educating fellow thinking parents and parents-to-be, especially about all the things she wishes she knew before she had her firstborn. Kelly is also passionate about travel, tea, travel, and animal rights and welfare. And travel.


No comments have been made yet.

Leave a Reply

Please note: in order to prevent spam and inappropriate language, all comments are moderated before they appear. We appreciate your patience awaiting approval. BellyBelly receives many comments every day, and we are unable to approve them all as soon as they are posted.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

loaded font roboto